Encuentra información de interés para pacientes y sus familiares.
Datos, eventos, congresos y cursos de tus especialidades.
PREGUNTAS FRECUENTES


PRECIOS
Con base a una cuidadosa evaluación por el grupo de especialistas y al diagnóstico del paciente se determinará el tratamiento, así como la duración del mismo. Solicite cotización al 01-800-2 ANGELES

 

¿Cómo puedo saber cuál es la cirugía adecuada para mí?

El médico con base a la historia clínica y diagnóstico de cada paciente que incluye el grado de obesidad y estado de salud, así como los riesgos y beneficios, podrá sugerir la opción de tratamiento (quirúrgico o no quirúrgico) que más convenga.

Existen varias opciones de tratamiento quirúrgico (cirugía de obesidad o bariátrica) que se realizan en las diferentes sedes del Instituto: Bypass gástrico, Banda Gástrica, Manga Gástrica y otros procedimientos no quirúrgicos como el Balón intragástrico. Solicite información a nuestro centro de atención telefónica 01 800 2 ANGELES o una cita en línea.

Bypass Gástrico

Este procedimiento quirúrgico es considerado por la Asociación Americana de Cirujanos en Bariatría y los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, como la cirugía de excelencia para la pérdida de peso y control de la obesidad a largo plazo. Esta cirugía se realiza desde 1997 por laparoscopia, este método requiere incisiones más pequeñas que con el método tradicional, por lo tanto la recuperación cursa con menos molestias y cicatrices, el sangrado es menor y se reducen tanto la estancia hospitalaria como el riesgo de infección o complicaciones.

Banda Gástrica

La Banda Gástrica es un procedimiento quirúrgico para el tratamiento de la obesidad mórbida en donde se induce la pérdida de peso mediante la colocación de una banda ajustable alrededor del estómago. La banda reduce la capacidad del estómago y por lo tanto la cantidad de alimento que puede consumir el paciente, a la vez que aumenta el tiempo que tarda la digestión de los alimentos.

Manga Gástrica

Este procedimiento quirúrgico favorece la pérdida de peso restringiendo la cantidad de alimento que puede consumir el paciente. Por medio de cirugía laparoscópica, se retira aproximadamente de un 80 a 85% del estómago, de manera que éste toma la forma de un tubo o “manga”. El uso de este método es relativamente nuevo para el manejo del paciente bariátrico y se aplica principalmente en obesos mórbidos o en pacientes de alto riesgo en quienes se pretende realizar otra cirugía más adelante, tal como Bypass Gástrico. La combinación de estas estrategias ha disminuido en forma significativa los riesgos que la cirugía de obesidad representa para ciertos pacientes, aun sumando los riesgos potenciales de ambos procedimientos.

¿Qué estudios preoperatorios se requieren?

Los estudios preoperatorios necesarios incluyen:

  • Pruebas de sangre
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Radiografía de tórax
  • Estudio de apnea del sueño
  • Ecocardiograma




  •  

    Si usted tiene algún problema de salud será conveniente tener a la mano sus últimos estudios.

    En caso de que necesite más estudios, el médico tratante pedirá los estudios necesarios antes y durante su estancia en el Hospital Sede.

    ¿Cómo puedo saber si soy candidato para la cirugía?

    Son candidatos solamente los pacientes diagnosticados con obesidad severa también conocida como obesidad mórbida. Una persona con un índice de masa corporal (IMC) mayor a 40 o mayor de 35 con problemas médicos asociados tiene obesidad severa.

    Puede ser candidato también si tiene un sobrepeso menor a 50 kilos pero tiene problemas graves debido al sobrepeso, como diabetes tipo 2.

    No todas las personas que cumplen con los criterios descritos se encuentra médica o psicológicamente apto para la cirugía. Su grado de compromiso y la posibilidad de seguir las recomendaciones del equipo de salud en cuanto a dieta y ejercicio, nos ayudarán a determinar que tan listo está para la cirugía, ésta podrá ser contraindicada o necesitará posponerse si el paciente no está en las condiciones óptimas para llevarla a cabo.

    Es muy importante seguir las recomendaciones del equipo médico en preparación a la cirugía. Puede haber ciertas recomendaciones como reducir la ingesta de alimentos y bebidas, limitar o prohibir el consumo de tabaco o nicotina e iniciar un programa de actividad física. El no seguir las instrucciones del médico puede traer como resultado el retraso o la cancelación de la cirugía.

    ¿Cuánto peso puedo perder?

    La pérdida de peso después de la cirugía bariátrica varía de acuerdo a cada persona. La mayoría de los pacientes logran reducir entre el 50 y el 70% del exceso de peso perdido entre 12 y 18 meses.

    ¿Es importante la edad?

    La edad es uno de los factores a considerar al igual que otro aspecto de la salud del paciente, por lo tanto la mayoría de los cirujanos no establecen un límite de edad absoluto. Se han realizado procedimientos de cirugía bariátrica en adolescentes así como en pacientes mayores de 70 años con excelentes resultados.

    ¿Cuánto tiempo toma la cirugía?

    La colocación de la banda gastrica por medio de laparoscopia toma alrededor de 30 minutos.

    Un Bypass Gástrico por el mismo método toma entre 2 y 4 horas.

    La cirugía de Manga Gástrica tiene una duración de 1 hora.

    ¿Cuánto tiempo debo permanecer en el hospital?

    La colocación de Banda Gástrica requiere de una estancia de 2 noches en el hospital, en el caso de pacientes foráneos o internacionales, por indicación médica, se sugiere que permanezcan en el área cercana al Hospital por 2 noches más antes de ser dados de alta para viajar. Muchos pacientes pueden reintegrarse a su trabajo al día siguiente una vez que han vuelto a su lugar de origen.

    Un Bypass Gástrico requiere de una estancia hospitalaria de 4 noches, con una permanencia en el área cercana al hospital hasta de 10 días antes de ser autorizados para viajar. La recuperación requiere entre 2 y 6 semanas antes de volver al trabajo.

    La Manga Gástrica requiere de 4 noches de hospitalización y de 2 a 3 noches adicionales antes de ser dado de alta para viajar. El tiempo de recuperación es similar al del Bypass Gástrico.

    ¿Cómo será mi vida después de la cirugía?

    La cirugía de obesidad no debe considerarse una cura milagrosa, no garantiza que usted perderá todo el peso deseado o que la pérdida de peso sea permanente.

    El éxito de la cirugía bariátrica depende del compromiso para lograr cambios duraderos en sus hábitos alimenticios y de ejercicio. Sin embargo la sensación de logro al perder peso y la mejora del estado general de salud son en sí, beneficios importantes para el paciente y bien valen la pena.

    Más del 70 a 80% de los pacientes con hipertensión podrán prescindir de medicamentos en el corto plazo y más del 90% de los pacientes con diabetes tipo II no insulinodependientes podrán también suspenderlos. Además muchas complicaciones de la obesidad mejoran en forma dramática o desaparecen como presión arterial alta, colesterolemia, apnea obstructiva del sueño, reflujo gastroesofágico., asma, dolores articulares, artritis, fatiga y dificultad para respirar (disnea).

    ¿Cuáles son los riesgos?

    Es importante que usted discuta los riesgos de un tratamiento quirúrgico directamente con su médico antes de la cirugía.

    Los riesgos de la cirugía bariátrica dependerán del procedimiento en cuestión, los de la banda gástrica son diferentes de los de la manga o bypass gástrico, su médico le orientará sobre el método que represente el menor riesgo de acuerdo a su estado de salud y al peso que desea perder.

    Algunas complicaciones pueden ser: las relacionadas con la anestesia, infección en el sitio de la incisión, sangrado, complicaciones respiratorias o cardiacas, rechazo al material de sutura u obstrucción intestinal.

    Los fumadores o los pacientes que toman algún medicamento para la artritis pueden desarrollar una úlcera. La intolerancia a algunos alimentos o dolor abdominal pueden evitarse al no consumir ciertas comidas. La diarrea no es frecuente y puede ser tratada con medicamentos.

    Algunas formas leves de deficiencia vitamínica o de hierro pueden presentarse hasta en un 40% de los pacientes después de un bypass gástrico. El hierro y algunas vitaminas se absorben en el estómago y la porción superior del intestino delgado, mismos que se eliminan por el bypass. Estas deficiencias se tratan fácilmente con suplementos orales o inyecciones. La pérdida de cabello debida a la deficiencia de vitaminas puede ser un problema para algunos pacientes dentro de los primeros 6 a 12 meses después de la operación.

    Las grapas pueden soltarse pero es muy poco probable, en ese caso puede requerirse una segunda operación.