Neuroespacio Mentes-criminales_cover-850x300 Cerebros artificiales Noticias

Cerebros artificiales

El cerebro es el órgano más importante pero también el más complejo del ser humano. Se considera un mapa espacial interno que permite determinar, entre otras funciones, la posición y el sentido de la localización. Hasta hoy, existe infinidad de estudios que analizan las funciones del cerebro para comprobar que las células son las responsables de su posicionamiento.

Día con día diversas disciplinas plantean teorías, hipótesis y nuevos hallazgos sobre la función y estructura del cerebro; la Neuroingeniería es una de ellas. Se trata de una ciencia integrada por la tecnología biomédica, fisiología, electrónica, análisis de señales y programación, así como el desarrollo de interfaces hombre-máquina.

La Neuroingeniería intenta relacionar a la ingeniería con aplicaciones basadas en sustancias artificiales.

Neuroespacio Mentes-artificiales-01 Cerebros artificiales Noticias

¿Qué implicaría sustituir el cerebro por ordenadores?

El hemisferio derecho e izquierdo controlan las funciones del cerebro. De acuerdo al diario español El Mundo, se detalla una premisa del neurocientífico noruego, psicólogo y ganador del Premio Nobel de Fisiología – Medicina 2014, Edvard Moser, quien advierte que en un futuro no muy lejano las partes del cerebro no funcionales podrán ser reemplazadas por ordenadores, que  su vez tomarán forma de inteligencia artificial. Aunque este pensamiento aún determina un progreso tecnológico lejano, también representa un reto a explorar.

Con el paso de los años se ha descubierto que crear inteligencia artificial auténtica requiere una evolución conjunta de software y hardware, por lo que se ha intentado imitar las capacidades computacionales de las neuronas.

Es primordial saber que la información reside en los distintos patrones de disparo de las neuronas y en las nuevas conexiones que se van desarrollando. Se piensa que el verdadero reto para sustituir partes del cerebro, radica en combinar nanoestructuras muy complejas con un consumo energético aceptable, materiales comunes y un comportamiento estocástico (relativamente aleatorio). En esencia, así funciona también el cerebro.

Si bien, es una realidad que la interacción entre cerebros y ordenadores es creciente, también lo es que aún no se termina de descifrar las múltiples funciones del cerebro. De manera que, para adoptar la idea de reemplazar partes del cerebro por ordenadores, se tiene que profundizar en su estudio.

Los ordenadores aprenden de los cerebros, por lo que tendrían la ventaja de aprender y volverse más inteligentes que ellos.

Neuroespacio Mentes-artificiales-01 Cerebros artificiales Noticias    Neuroespacio Cerebros-Artificiales-02 Cerebros artificiales Noticias

La realidad actual de los cerebros artificiales

La implementación de ordenadores tienen la misión de cumplir las funciones de los cerebros artificiales. Para ello, se piensa romper la barrera entre la actividad neuronal y lo que se experimenta psicológicamente. Esto representa un nuevo acercamiento para entender y medir el impacto de las nuevas tecnologías con la realidad.

Por otra parte, existen antecedentes de que durante mucho tiempo se ha hablado acerca de los cerebros artificiales. Empresas como la consultora multinacional estadounidense de tecnología e información de hardware y software, IBM, por mucho tiempo tocó el tema de hablar sobre los ordenadores como cerebros artificiales, a tal grado de crear neuronas artificiales. Las nuevas neuronas de IBM tratan de imitar no solo el funcionamiento de las células naturales, sino su estructura. Así como la entrada (dendritas), membrana, soma y axón (salida). Para sustituir a la membrana, las neuronas artificiales usan unas células GST, llamadas así porque están hechas de antimonio, germanio y telurio.

En otra investigación y después de probar con éxito en animales, el ingeniero biomédico y neurocientífico austriaco Theodore Berger, intentó crear una súper memoria que se podía implantar en el cerebro humano. Lo que significaría un descubrimiento para mejorar la memoria, curar enfermedades degenerativas y ante todo, una alternativa para recuperar las capacidades naturales de los humanos.

IBM consiguió poner en marcha un sistema de 500 neuronas artificiales con tecnología de cambio de fase, lo que simularían el funcionamiento de los cerebros artificiales.

Neuroespacio Mentes-artificiales-01 Cerebros artificiales Noticias    Neuroespacio Cerebros-Artificiales-02 Cerebros artificiales Noticias    Neuroespacio Mentes-artificiales-03 Cerebros artificiales Noticias

Los cerebros artificiales beneficiarían la salud

Cualquier ámbito científico conlleva desarrollo tecnológico, por lo que el desarrollo de cerebros artificiales puede significar un gran avance médico para ayudar a pacientes con Alzheimer, demencia, o aquéllas que han sufrido lesiones o derrames cerebrales severos que provocan la interrupción en las redes neuronales o el impedimento de la formación de recuerdos a corto y largo plazo.

Es claro que con este desarrollo científico y tecnológico, no se podrá tener acceso a todas las células, pero al crear mentes artificiales se tendrá la oportunidad de acceder a la actividad neuronal de los pacientes, para conocer qué sucede a nivel físico y psicológico. Sin duda, esta iniciativa desprenderá innovación para ayudar a los pacientes a mejorar su inteligencia, su habilidad de atención, la calidad de vida y el impulso de la creatividad.

Contáctanos: contacto@neuroespacio.com