Neurorehabilitación

“El todo es más que la suma de sus partes”. Esta frase puede definir en que consiste la diferencia entre un proceso de neurorehabilitación y el conjunto de terapias que comúnmente reciben los pacientes que han sufrido un daño cerebral o medular.
La neurorehabilitación es una disciplina médica integrada por un equipo interdisciplinario (médicos neurólogos, fisiatras, terapistas físicos, del lenguaje, psicopedagogos, ocupacionales, del ejercicio …) con una visión de tratamiento ecléctico de acuerdo a los diferentes métodos clásicos y al ejercicio físico terapéutico.
El daño neurológico es un evento que puede cambiar la vida de quien lo padece, porque deteriora el funcionamiento del individuo en distintas esferas, tanto en términos cognitivos como afectivos, motores o de la conducta, por lo tanto la rehabilitación de estos pacientes requiere de todo un equipo de trabajo clínico, que reunido en un solo lugar, les brinde un tratamiento que sea más que la sólo suma de terapias.
La prontitud con la que el paciente inicia su proceso de neurorehabilitación mejora el pronóstico de su resultado; así pues, idealmente el paciente debe ser ingresado al Centro tan pronto sea dado de alta por parte de su médico tratante, para dejar el Hospital en donde ha recibido apoyo durante la fase crítica. No obstante, los pacientes también pueden beneficiarse de la neurorehabilitación, aun después de haber transcurrido algunos meses después del evento neurológico. En este sentido, habrá de evaluarse cada caso en particular.