En 20 años la depresión será la enfermedad más habitual entre la población, según la Organización Mundial de la Salud. Actualmente muchos especialistas la consideran la nueva epidemia: en México cerca del 10% de la población la ha padecido en algún momento de su vida.

Este trastorno de emociones puede provocar una conducta de tristeza, inseguridad y cansancio exagerado; también suele causar alteraciones en el sueño, en el apetito y en el deseo sexual, así como dificultad para relacionarse con las personas.

La depresión es un mal de nuestro tiempo. Sin darnos cuenta, se ha convertido en una importante causa de discapacidad laboral y académica en nuestros días. “La depresión afecta la vida de las personas en diversos aspectos. En los jóvenes puede interferir en su rendimiento académico, debido a la falta de concentración y cansancio. En los adultos puede influir en su productividad laboral”, comenta el Dr. David Resnikoff Fisher, especialista en psiquiatría del Hospital Angeles Lomas.

Las causas

En ocasiones una depresión menor se puede confundir con una depresión clínica. La primera suele describirse como el hecho de sentirnos tristes, melancólicos o infelices durante un periodo de tiempo corto, aspectos que tienden a desaparecer por sí solos. En la depresión clínica esos sentimientos de igual modo interfieren en nuestra vida pero durante una etapa más prolongada.

Este trastorno puede afectar en forma repentina a cualquier persona. La pérdida de un ser querido o de trabajo, la baja autoestima y la ausencia de apoyo familiar y social, son algunos factores que lo pueden ocasionar.

“Anteriormente se mencionaba que la depresión afectaba más a las mujeres, sin embargo, en la actualidad esto ha cambiado. Hoy en día se ha constatado que es muy común en ambos sexos, aunque los hombres tienden a enmascarar más sus emociones”, destaca el especialista.

Muy pronto tendremos un artículo relaiconado con la depresión masculina.

TEAM NEUROESPACIO