Neuroespacio trastornobipolar Trastorno Bipolar Padecimientos Todas

Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar no es parte de nuestra identidad, tan solo es un padecimiento mental, no es un síntoma de debilidad, es una enfermedad del  estado de ánimo.

Si bien la mayoría de la gente sabe o, mejor, cree saber- qué es una depresión, existe aún hoy un profundo desconocimiento sobre el trastorno bipolar. Este padecimiento denominado “psicosis maníaco depresiva- se explica por una alteración de las áreas de nuestro cerebro, responsables de generar estabilidad en nuestras emociones.

Un individuo que sufre un trastorno bipolar ve como su estado de ánimo oscila a lo largo de su vida, de forma brusca y sin razón aparente, entre la desesperación, la falta de energía, la intensa tristeza, él desinterés absoluto por el entorno y un exceso de sueño (que es lo que conocemos como depresión) así como otras etapas caracterizadas por la hiperactividad, la irritabilidad, el exceso de energía, pensamientos de grandiosidad, disminución de la necesidad de dormir y por ejemplo- gastos económicos excesivos y sin sentido que la psiquiatría denomina “manía” o “hipomanía” según su intensidad.

Algunas de las más destacadas figuras  en el arte como el caso de Van Gogh o Pollock- Schumann o el bajista de jazz Charles Mingus, Herman Hesse, Virgina Wolf, Víctor Hugo o el caso más celebre, Sir Winston Churchill (padecían un trastorno bipolar), enfermedad que muy a menudo ha sido vinculada a la genialidad.

A pesar de ello, el trastorno bipolar es, según datos de la Organización Mundial de la Salud, la sexta causa de discapacidad en el mundo. Implica un importantísimo gasto socio sanitario, en forma de bajas laborales, ingresos hospitalarios, consultas médicas (tanto ambulatorias como de urgencia) y un fuerte consumo de fármacos,  sin duda la estadística más alarmante es la que nos dice que entre un 5% y un 20% de estos pacientes se suicidan, desde luego un diagnostico temprano y un tratamiento vigilado por un especialista le pueden dar al paciente bipolar un buen nivel de vida.

Existen diversos subtipos de trastorno bipolar:

Trastorno Bipolar 1: episodios de manía o mixtos, con síntomas severos, se presentan delirios y alucinaciones, el diagnóstico no difiere mucho de la esquizofrenia.

Trastorno Bipolar 2 : se caracteriza por  una  etapa depresiva persistente y al menos un episodio de hipomanía, las características de esta etapa están más vinculadas a la depresión que a al euforia.

Ciclotimia: Se considera una variante menor del trastorno bipolar y frecuentemente evoluciona hacia el tipo II o, con menor frecuencia, hacia el tipo I, la ciclotimia se caracteriza por su curso crónico y la elevada frecuencia de los episodios, estos pueden ser de intensidad leve, pero su elevada frecuencia y los cambios de conducta que los acompañan acaban comportando complicaciones psicosociales.

Nuestras emociones, sentimientos y estados de ánimo no sólo dependen de factores externos, sino también de mecanismos biológicos que controlan el cerebro, los pacientes con trastorno bipolar desde el más grave hasta el más leve, llevando un tratamiento farmacológico y el apoyo familiar/social, podrán afrontar su padecimiento.