20% DE DESCUENTO
en ultrasonido mamario y mastografía,
durante septiembre y octubre

Estamos listos para cuidarte como nadie más lo hace.

¿Qué es la mastografía?

Es la herramienta más importante no sólo para detectar el cáncer de mama, sino también para diagnosticar, evaluar y llevar un seguimiento de las personas que han padecido esta enfermedad.
Detecta lesiones no palpables mediante dispositivos especialmente adaptados para obtener imágenes precisas.

¿Cómo prepararte para la mastografía?

  • Es recomendable realizarla cuando tus mamas están menos sensibles. Generalmente se recomienda efectuarla 10 días después de tu menstruación (la mujer que ya no menstrúe debe seleccionar un día al año).
  • No utilices desodorante, crema, talcos o ungüentos. El uso de estos productos puede dificultar la interpretación de los estudios.
  • Lleva vestimenta cómoda, preferentemente de dos piezas.
¿Cómo se realiza?

  • El examen lo realizará una técnica en radiología, con entrenamiento especial. Si tienes alguna duda o molestia durante el proceso, ella te ayudará en lo que necesites.
  • La técnica radióloga utilizará un equipo especial para tomar la radiografía, colocando tus mamas entre dos láminas plásticas que, mediante compresión, quedarán sujetas para obtener imágenes que serán evaluadas por un experto. La compresión dura de 5 a 8 segundos por imagen.
  • Si tienes implantes o cicatrices en las mamas debes informarlo al personal de la clínica o laboratorio, ya que estos casos requieren de tomas especiales.
  • En algunos casos es necesario realizar un estudio complementario, llamado ultrasonido mamario, otras proyecciones o incluso una biopsia para lograr un diagnóstico adecuado.
  • Un resultado inusual que requiere estos análisis complementarios no siempre significa que tienes cáncer de mama.
¿Cuándo hacerte una mamografía?

  • Si tienes más de 40 años (una vez al año)
  • A los 30 años si tienes antecedentes familiares de cáncer
Recuerda que la mastografía es el estudio más efectivo para detectar el cáncer de mama en etapas tempranas, tu médico será el que te recomiende la frecuencia del estudio.

La detección oportuna incrementa las posibilidades de éxito en la lucha contra esta enfermedad.
 

Contacto