TELÉFONO: (222) 303 6600   (222) 214 1405  URGENCIAS: (222) 303 6660    (222) 303 6666
SERVICIOS


Clínica del Manejo de Espasticidad

Tratar la espasticidad mejora la calidad de vida, disminuye dolor, permite movilizar y asistir mejor al paciente.

  • ¿Qué es la espasticidad?

La espasticidad es un signo característico de las lesiones o enfermedades del sistema nervioso central (cerebro y medula espinal).

  • ¿Quiénes la presentan?

Personas con diagnósticos como parálisis cerebral, secuelas de traumatismo craneoencefálico, secuelas de tumores cerebrales y/o medulares, esclerosis múltiple, enfermedad vascular cerebral (EVC), lesiones medulares, conducto cervical estrecho.

  • ¿Cómo se manifiesta?

Los pacientes que la presentan, tienen contracciones musculares involuntarias sostenidas que les dificultan o impiden realizar algunos movimientos y provocan deformidades de las extremidades, incluso de la columna vertebral, provocando dolor y limitación funcional. 

  • ¿Existe Tratamiento? 

La espasticidad se puede controlar  lograr mediante algunos medicamentos administrados por vía oral, inyectados en forma local o por medio de aplicación intratecal (en el conducto espinal). Actualmente la aplicación intramuscular local de Toxina Botulínica tipo A ha dado muy buenos resultados en la mayoría de los casos, es fácil de aplicar y accesible en nuestro país.

  • ¿Quién puede tratar la espasticidad?

Los especialistas con mayor experiencia en el tratamiento son especialistas en: Medicina de Rehabilitación, Neurología, Neurocirugía.

Hospital Angeles Puebla ha creado la primera clínica de espasticidad en el país para mejorar la calidad de vida de los pacientes y familiares que sufren este padecimiento.

IMPORTANTE:

  • La espasticidad no se cura, se trata.

  • La toxina botulínica se utiliza en la actualidad en neurología y rehabilitación, para el tratamiento de la espasticidad localizada.  

  • El médico experto en la utilización de la toxina botulínica debe elegir cuidadosamente  los músculos que va a infiltrar para obtener el máximo beneficio y plantear con el paciente y su familia metas realistas. La toxina botulínica no permite mejorar la fuerza, su mecanismo de acción es debilitar al músculo para mejorar el dolor y el movimiento.

  • Después de la aplicación el paciente debe realizar un programa de rehabilitación para optimizar los resultados.


Responsable del Centro: Dra. Laura Angelica Bonilla Contreras 

Ubicación: Consultorio 3300

Extensión: 303 66 00 ext. 3300