Náusea y Vómito

La náusea es una sensación desagradable en el abdomen que puede concluir con el vómito. El vómito es la expulsión violenta (voluntaria o involuntaria) del contenido del estómago a través de la boca y es una forma del organismo para eliminar las sustancias nocivas. Tanto la náusea como el vómito no constituyen un padecimiento sino síntomas de diversas condiciones.

Causas

Son diversos los motivos por los que una persona puede presentar náusea y vómito, entre ellos:

  • El movimiento de un coche, un avión o un barco.
  • Embarazo, particularmente en las primeras semanas y sobre todo por las mañanas.
  • Infecciones virales (gripe, otitis media o infección del oído).
  • Algunos fármacos (quimioterapia y analgésicos opiáceos como la morfina).
  • Migraña.
  • Intoxicación por alimentos en mal estado.
  • Alcoholismo.
  • Enfermedades gastrointestinales (reflujo gastroesofágico, úlceras pépticas).
  • Obstrucción intestinal.
  • Irritación o inflamación del estómago, del intestino o de la vesícula biliar.
  • Problemas psicológicos (por ejemplo: bulimia).


Síntomas

A pesar de que la náusea y el vómito son síntomas en sí, pueden ir acompañados de otros, como dolor abdominal, falta de apetito, sudoración y salivación excesiva, sensación de mareo, arcadas (vómito seco) y dolor de estómago.


Tratamiento

Es necesario identificar en primer lugar el padecimiento que ocasiona la náusea y el vómito para poder atacarlo. El médico puede recomendar el uso de algún medicamento antiemético para eliminar las molestias. No olvide que, ante cualquier malestar, lo mejor es consultar a su médico de inmediato.


Prevención

Aunque la presencia de náusea y vómito depende de la enfermedad que la ocasiona, existen algunas medidas generales que pueden prevenirlos:

  • Evitar la ingestión de alcohol en cantidades excesivas.
  • Comer en lugares higiénicos
  • Consumir alimentos con bajo contenido en grasas.
  • Tratar de beber agua embotellada.
  • Tomar alguna pastilla para la náusea antes de viajar.

Recuerde que automedicarse no es conveniente en ningún caso. Es mejor contar con la supervisión de su médico para conservar la buena salud.


Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO