El hombre, portador silencioso del papiloma humano

El hombre es el portador del Virus del Papiloma Humano (VPH), infección de transmisión sexual que en el varón se dice que es silenciosos porque tiene escasas manifestaciones clínicas, pero que en la mujer puede ser mortal, ya que por sus características genitales, la infección se presenta en forma más rápida y es más difícil eliminarla, a grado tal que la presencia de este virus es la principal causa de cáncer cérvico-uterino.

Se estima que seis de cada diez parejas tienen la posibilidad de haber contraído esta enfermedad en algún momento de su vida, pero lo desconocen porque no tienen síntomas, o bien porque la mujer no se ha hecho el Papanicolau y pueden pasar de seis meses hasta 14 años antes de que aparezca la fase inicial de cáncer.

Los especialistas señalan que existen 150 tipos del VPH y hasta ahora sólo se han identificado cuatro, potencialmente malignos para cáncer cervico-uterino y pene. Diversos factores favorecen la presencia de VPH, como la promiscuidad, el inicio de la vida sexual a temprana edad, el tabaquismo y la falta o malos hábitos higiénicos en la limpieza de los genitales.

Es importante que reciba atención médica la pareja, y que periódicamente tenga un examen médico, pues aunque la mayoría de los casos no son malignos, no se sabe cuando sufrirá el virus una mutación que lo convierta en oncogénico.

La transmisión del virus es igual de frecuente en ambos sexos, la diferencia es que en la mujer se manifiesta, mientras que en el hombre pueden pasar meses o años sin síntomas, o jamás presentarlos, y nunca tener problemas de salud.

La manifestación clínica del VPH consiste en verrugas en la zona genital; sin embargo, en el hombre es raro que se padezcan y éste puede pasar como una ??persona sana? pero estar infectado.

Precisó que es indispensable que toda mujer haya iniciado su actividad sexual se haga cada año el papanicolau, única forma de detectar el virus.

A diferencia del hombre, el riesgo de cáncer de pene por el VPH es menor al uno por ciento y mucho se debe a las características de los genitales, pues la piel y los tejidos del pene son más gruesos y resistentes al virus.

El tratamiento del VPH en el hombre consiste en la aplicación de una crema que ayuda a eliminar la expresión del virus, y en un medicamento que produce una especie de ??autovacuna?, es decir que al aplicarlo en la piel del pene, el mismo tejido va creando anticuerpos para defenderse del virus, en tanto que las verrugas se tratan con cirugía para eliminarlas, ya sea con bisturí, electro cirugía o criocirugía.


Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO