Resultados de Laboratorio

 

Nutrición  

Abren centro de desarrollo de proteínas


En México cada hora muere una persona a causa del hambre, para combatir esta terrible estadística la academia, representada por el Centro de Biotecnología FEMSA del Tecnológico de Monterrey y las empresas FEMSA y Dharma Capital deciden vincular esfuerzos para crear el Centro de Investigación y Desarrollo de Proteínas CIDPRO.

Este Centro que conjunta la ciencia, la tecnología y los negocios busca usar la ciencia para crear mejores alimentos, nuevas industrias que generen empleo y desarrollo y así combatir el hambre y la desnutrición especialmente en los sectores más desprotegidos de la sociedad.

"El Centro de Investigación y Desarrollo de Proteínas sin duda es una iniciativa innovadora que impulsará la creación de nuevas industrias para influir positivamente en la calidad de vida de millones de personas. Nuestro compromiso es crear valor económico y social simultáneo y por ello apoyamos al Centro de Biotecnología FEMSA del Tecnológico de Monterrey desde sus inicios", dijo José Antonio Fernández Carvajal, Presidente del Consejo de Administración y Director Ejecutivo General de FEMSA y Presidente del Consejo de Administración del Sistema Tecnológico de Monterrey.

"Estamos convencidos que su esquema para desarrollar proyectos aplicados a la solución de problemas de las comunidades, es la mejor forma para generar valor", agregó al presidir la ceremonia de inauguración celebrada el 30 de enero en la Sala Mayor de Rectoría del Campus Monterrey.

También encabezaron la ceremonia Salvador Alva, Rector del Sistema Tecnológico de Monterrey; José Manuel Landa García, Director General de Dharma Capital; David Noel Ramírez Padilla, Rector del Tecnológico de Monterrey; David Garza Salazar, Rector de la Zona Metropolitana de Monterrey del Tecnológico de Monterrey y Sergio Serna Saldívar, Director del Centro de Investigación y Desarrollo de Proteínas (CIDPRO).

La amenaza de la desnutrición

En su oportunidad, José Manuel Landa explicó que tan devastadora como el hambre es la desnutrición, es decir la falta de proteínas, que acaba con el potencial del ser humano, de su creatividad, memoria e imaginación, que acaba con la capacidad de innovar que propicia la generación de comunidades con grandes rezagos.

"No podemos evitar la desnutrición cívica y moral, la democrática y cultural si no resolvemos un problema más fundamental, esto quiere decir, extirpar de nuestros entornos la desnutrición alimentaria", aseveró.

Detalló que el desarrollo de proteínas es una opción interesante y rentable, y por hoy la única solución viable, para responder ante el fuerte crecimiento demográfico a nivel global.

"La ventaja de este Centro es que no sólo ayudará a mejorar la nutrición en América Latina, sino que su trabajo con proteínas puede ayudar en muchísimos otros temas como desarrollo de tratamientos farmacéuticos, cosméticos o incluso aplicaciones industriales", afirmó.

Investigación aplicada

Con este Centro el Tecnológico de Monterrey lanza una iniciativa única de vanguardia y refleja el compromiso que tiene con realizar una investigación aplicada que tenga impacto positivo en el desarrollo de su comunidad, destacó el Rector David Noel Ramírez.

"No podemos permanecer indiferentes a este entorno de la desnutrición, y como una gran cantidad de millares de niños al tener la desnutrición no pueden tener acceso por más quieran ellos a una capacidad de educación para que el día de mañana se conviertan ellos en mexicanos que puedan competir a nivel internacional", dijo.

El Dr. Manuel Zertuche, Director de la Escuela de Biotecnología y Alimentos del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey explicó en rueda de prensa que lo que distingue al nuevo centro de investigación principalmente es su búsqueda de proveer mejores posibilidades de calidad de vida, particularmente en el ancla de la nutrición humana y para tener un alcance masivo a la población se apoya en el conglomerado empresarial que ponga al alcance del consumidor los conocimientos generados desde la academia.

"Es muy importante el modelo de integración universidad-empresa, con el que estamos trabajando, es un ejemplo de que cuando hay una alianza y cuando nos sentimos corresponsables del desarrollo de nuestra comunidad pueden emerger ideas y proyectos que la sociedad requiere", destacó.

Sergio Serna Saldívar, Director del CIDPRO, explicó que actualmente trabajan en unas seis líneas de investigación y estiman que un año y medio o dos años puedan salir al mercado y podrán utilizarse en cualquier tipo de alimentos como refrescos, jugos, tortillas, quesos, entre otros.

El CIDPRO emplea bioprocesos innovadores, acompañado de tecnología de vanguardia y un talentoso equipo de científicos e investigadores, para crear nuevas proteínas de alto valor nutrimental y funcional. En una primera fase su trabajo se enfocará en la industria alimentaria, con la posibilidad de ampliar sus líneas de investigación hacia otro tipo de industrias en el futuro.

El Centro trabaja con tecnologías emergentes bajo un modelo de vinculación de ciencia, tecnología y negocio, haciéndolo una institución única en su clase. Actualmente está soportado con la infraestructura del Centro de Biotecnología FEMSA del Tecnológico de Monterrey, y a partir del segundo semestre del 2013 contará con sus propias instalaciones en la entidad que incluyen infraestructura, equipo e instrumentos, propiedad intelectual, un equipo de científicos e investigadores y una planta piloto en Allende, Nuevo León.

www.itesm.edu

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO