Resultados de Laboratorio

 

Nutrición  

Alimento para Todos


El objetivo principal de alimentarnos es que aporte el material necesario para mantener nuestra estructura y funciones adecuadamente, por ello debe cubrir las necesidades calóricas del organismo y debe ser completo en su composición de nutrientes. Cuando el régimen alimenticio no cumple con esas necesidades, la persona cae en un estado de malnutrición, aunque por lo general lo llamamos desnutrición, por lo que vale la pena diferenciar ambos términos:

La malnutrición puede ser el resultado de una menor ingestión de nutrientes que la necesaria (desnutrición) o de un aporte excesivo de nutrientes (hipernutrición).

La desnutrición es causada por el déficit de sustancias nutritivas requeridas por el organismo para su funcionamiento normal y puede ser resultado de una ingestión inadecuada debido a una dieta pobre o mal balanceada o puede deberse a un defecto de absorción en el intestino.

La desnutrición en el niño, especialmente cuando es profunda, y prolongada, puede provocar trastornos que aunque pueden ser revertidos, pueden dejar secuelas definitivas en el desarrollo físico y mental del niño.

La desnutrición altera también el sistema inmunológico, afectando los mecanismos de defensa del organismo lo que favorece infecciones más frecuentes, prolongadas y graves, éstas a su vez tienden a empeorar el estado nutricional del enfermo, creando un círculo vicioso difícil de romper.

Dado que la desnutrición se presenta generalmente entre los sectores menos favorecidos de la población, con limitaciones tanto económicas como culturales, en México el problema es grande: se calcula que 20 millones de personas padecen desnutrición severa y esta cifra crece al ritmo que aumentan los índices de extrema pobreza.

Mientras esto sucede, los grandes centros de abastecimiento como las centrales de abasto y los supermercados desechan diariamente miles de toneladas de comida.

Ante este desperdicio, y tratando de contribuir a reducir el problema del hambre y la desnutrición de la población menos favorecida, surgió la idea de imitar el concepto de Bancos de Alimentos que se maneja desde hace tiempo en Europa.

En 1994 inició sus actividades Alimento para Todos I.A.P. bajo el patrocinio del Fondo para la Asistencia, Promoción y Desarrollo I.A.P. (FAPRODE) y el apoyo moral de Cáritas Arquidiócesis de México.

Los objetivos de Alimento para Todos son:

  • Recuperar los alimentos aprovechables que no se logran comercializar en canales normales.
  • Poner al alcance de quienes lo requieran los alimentos indispensables para un sano desarrollo.
  • Mejorar los niveles nutricionales de las personas beneficiadas por la institución.
  • Contribuir a la educación nutricional de la población beneficiada.

Alimento para Todos funge como un intermediario entre donadores y beneficiarios, apoya actualmente a 108 instituciones y 41 comunidades organizadas, lo que representa la entrega de más de 42 mil porciones alimenticias diariamente.

La institución es apoyada por 1, 200 comerciantes de la Central de Abasto, 86 empresas de la industria alimentaria, 3 cadenas de tiendas de autoservicio, un salón de banquetes y una empresa pastelera lo que representa la recuperación de 321,822 toneladas mensuales de alimento en promedio.

También han recibido apoyos significativos para su funcionamiento por parte de instituciones de asistencia pública, privadas y educativas.

El proceso de selección de beneficiarios se determina con base en la dimensión de las necesidades de cada institución o comunidad solicitante, con los recursos que cuenta o puede adquirir para recoger el alimento y la posibilidad de aportar la cuota de recuperación solicitada por Alimento para Todos. Cabe mencionar que Alimento para Todos absorbe todos los gastos que se generan de las instituciones que trabajan con enfermos en etapa terminal y que debido a sus escasos recursos les impiden aportar la cuota de recuperación.

Los tipos de beneficios que recibe la población son:

  • Se les entregan alimentos para su consumo diario.
  • Se proporcionan cantidades adecuadas de alimento tomando en cuenta las características particulares de la población.
  • El alimento se les entrega dignamente.
  • Al contar con canales eficientes de distribución se han conseguido donaciones que no son alimentos, pero que son útiles para las personas beneficiadas, como pañales, toallas sanitarias, detergentes, jabón, entre otros.
  • Las cuotas de recuperación que se solicitan a los beneficiarios son simbólicas.

Su labor no se limita únicamente a dar comida, Alimento para Todos procura que la dieta de sus beneficiarios sea equilibrada y complementaria a su alimentación cotidiana, proporcionando raciones que incluyan granos, frutas y legumbres. También otorgan productos no perecederos, si hay en existencia en la bodega.

Si usted puede colaborar o desea información, puede dirigirse a:

Alimento para Todos I.A.P.
Tamemes # 23
Col. Paseos de Churubusco
México, D.F.
Tel: 56 00-60-89 y 56-00-60-71



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO