Resultados de Laboratorio

 

Mujeres  

El GreenLight, una nueva dimensión de tratamiento para la próstata


Se trata del avance más importante en los últimos años para el tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP). El GreenLight ofrece significativas ventajas en comparación con otros procedimientos para el agradecimiento de la próstata, problema que afecta a millones de varones en la actualidad.

El Dr. Martín Telich Vidal, urólogo del Hospital Angeles Pedregal y uno de los pioneros en la utilización de este tipo de terapia, proporciona datos actualizados sobre esta alternativa de tratamiento para la HBP o próstata agrandada.

Los estudios señalan que aproximadamente la mitad de los varones mayores de 60 años presentan crecimiento de próstata, debido al envejecimiento y a la testosterona, entre otros factores; para estos casos, ???el GreenLight se ha convertido en una excelente opción de tratamiento, además de ser segura y efectiva???.

La próstata

La próstata está situada justamente por debajo de la vejiga del hombre y rodea a la uretra, que es el conducto que lleva la orina y el semen a través del pene, por lo que su crecimiento puede comprimir el conducto urinario (uretra) y complicar la salida o flujo libre de orina, originando diferentes grados de dificultad para orinar.

De manera directa, la próstata está relacionada con la reproducción y su función primordial es producir el líquido seminal que transporta los espermatozoides y algunos nutrientes para los mismos. El peso normal de la próstata en el hombre adulto oscila entre 25 y 30 gramos, pero con el paso de los años su tamaño y peso aumentan.

Hiperplasia Benigna de Próstata

Se llama así al aumento de tamaño de la próstata. Se considera la enfermedad más frecuente de la glándula prostática. Si bien en una fase temprana no presenta síntomas, con el tiempo aparecen algunos signos, tales como:

  • Orinar varias veces durante la noche (nicturia).
  • Disminución de la fuerza y calibre del chorro urinario con intermitencias o interrupciones.
  • Atraso en el comienzo de la micción, sobre todo en las mañanas o durante la noche.
  • Necesidad de hacer un esfuerzo o pujo para asistir la salida de la orina.
  • Ardor al orinar (disuria).
  • Sensación de vaciado incompleto de la vejiga.
  • Urgencia o premura para orinar que puede llegar incluso a pérdida de orina (urgencia-incontinencia)
  • Retención de orina que amerita la colocación de catéter o sonda.

Diagnóstico

???El urólogo, especialista en el aparato reproductor masculino, a través de un reconocimiento de rutina puede detectar si la próstata se encuentra agrandada???, comenta el Dr. Telich, ???existen diversas pruebas que ayudan a diagnosticar la hiperplasia prostática benigna, las cuales se realizan de acuerdo al cuadro general del paciente y resultan de relevancia para decidir el tratamiento idóneo, es decir, a través de medicamentos o algún tipo de procedimiento???.

Algunos de los exámenes que se realizan para el diagnóstico, son:

  • Tacto rectal
  • Examen de sangre específico
  • Ecografía rectal
  • Estudio del flujo de orina y residuo postmiccional
  • Cistoscopia
  • Ultrasonido renal o vesicular

El Dr. Martín Telich explica que el sistema GreenLight constituye actualmente el tratamiento más eficaz para la HBP, ya que emplea un láser y fibra óptica diseñados para vaporizar el tejido blando de la próstata que se encuentre agrandado. ???Este método cuenta con el aval clínico que lo sustenta como un procedimiento eficaz, seguro y cómodo para el paciente???.

La técnica para realizar el procedimiento con GreenLight consiste en introducir (sin incisiones quirúrgicas) una pequeña fibra en el conducto urinario a través de un cistoscopio. Esta fibra administra alta potencia de energía láser de manera ponderada y precisa. De manera inmediata calienta, vaporiza y convierte en vapor de agua el tejido prostático, el cual se desecha por el sistema de irrigación del instrumento.

De forma simultánea este procedimiento fotocoagula los vasos sanguíneos, lo que disminuye la posibilidad de sangrado, por lo que no se requiere usar un sistema de lavado continuo de la vejiga y de la próstata después de la cirugía (empleado en la intervención clásica). En este procedimiento se utiliza un sistema de irrigación continua con agua estéril.

Ventajas principales

El GreenLight es mínimamente invasivo y ofrece resultados duraderos. Ningún otro método para la HPB ofrece una eliminación de los síntomas tan inmediato como éste. Además el paciente sólo requiere una estancia de 24 horas en la mayoría de los casos, prácticamente no produce pérdida de sangre y tiene un periodo de recuperación muy rápido. La sonda sólo se tiene que llevar durante 24 horas y se reduce el riesgo de padecer incontinencia urinaria e impotencia sexual post-operatoria.

El especialista destaca que ???el diagnóstico temprano de este tipo de padecimientos es importante para aumentar las posibilidades de curación. A partir de los 40 años, es aconsejable que los hombres acudan anualmente al urólogo para hacerse una revisión que contribuya a prevenir padecimientos prostáticos. La prevención es fundamental???.

En la mayoría de los casos, la Hiperplasia Benigna de Próstata genera síntomas que pueden deteriorar la calidad de vida de los pacientes, por lo que es adecuado plantearse las distintas opciones de tratamiento. Comprender bien estas alternativas, así como valorar su eficacia y riesgos, puede ayudar a elegir la más adecuada. El procedimiento GreenLight ofrece una solución única y sencilla para la HBP, que combina seguridad, comodidad y efectividad.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO