Resultados de Laboratorio

 

Mujeres  

Obesidad: ¿Cómo afecta la salud de las mujeres?


La obesidad femenina puede causar un sinnúmero de problemas en la salud, que van desde enfermedades cardiovasculares, hormonales y problemas de fertilidad. También aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer, así como artrosis de rodillas o cadera, entre otros padecimientos.

La obesidad y el sobrepeso se puede definir como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Para medirla, se utiliza el índice de masa corporal (IMC), que consiste en dividir el peso de una persona en kilogramos por el cuadrado de la talla en metros. Las personas que registran un IMC igual o superior a 30 tienen obesidad y aquellas con un IMC igual o superior a 25, sobrepeso.

Fenómeno creciente

Hoy día, la obesidad femenina ha mostrado un incremento en diversos países, las cifras indican que han acumulado más peso que los niños, adolescentes y hombres. Este fenómeno obedece a que el estilo de vida de las mujeres mexicanas es cada vez más sedentario. También es causado por el consumo excesivo de grasas, azúcares y carbohidratos, lo que provoca la acumulación de grasa en el organismo. 

La obesidad no es un problema social o estético en las mujeres, sino una enfermedad que a su vez es un factor de alto riesgo para otras enfermedades, como la diabetes tipo 2, la cual puede generar, por su parte, múltiples complicaciones, como ceguera, amputaciones y necesidad de diálisis.

Ante ello, es importante abordar de manera integral las causas para definir un tratamiento adecuado dirigido a restablecer la salud de la paciente con obesidad y, así, controlar y disminuir los riesgos de enfermedades asociadas, ya sean cardiovasculares, traumatológicas, oncológicas, hormonales, entre otras.

Fertilidad 

En muchos casos, la obesidad puede ser la causa directa de numerosos trastornos que pueden interferir negativamente para lograr un embarazo. En la mujer, la obesidad puede repercutir en distintos aspectos de la vida reproductiva, por ejemplo; puede generar problemas de ovulación y periodos menstruales irregulares. En estos casos, el síndrome de ovario poliquístico es uno de los principales protagonistas.

Asimismo existe otra etapa importante cambios hormonales en la mujer: la menopausia. Con su llegada, la obesidad se convierte en un factor de riesgo mayor para el desarrollo de algunas enfermedades, como las cardiovasculares. Con el inicio de este periodo desaparecen los estrógenos, lo que puede generar un incremento en los factores de riesgo que propician que el infarto y el ictus sean las primeras causas de muerte en las mujeres mayores de 50 años.

También la obesidad tiene gran influencia en las patologías osteoarticulares o las relacionadas con el sistema musculoesquelético. Hablamos de osteoporosis y de otras dolencias que se agravan con el sedentarismo.

Prevención

Para combatir la obesidad se recomienda un cambio de hábitos y medidas preventivas simples: realizar actividad física (60 minutos diariamente), evitar el consumo de refrescos y bebidas azucaradas, disminuir o evitar los alimentos que contengan grasas y moderar el consumo de sal.

Lo importante, en estos casos, es lograr un peso saludable. Si padeces obesidad o sobrepeso habla con tu médico para definir un tratamiento adecuado que te ayude a recuperar tu salud. 

Hospital Angeles
Health System



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO