Resultados de Laboratorio

 

Ronquido: un problema que afecta la salud


El ronquido se consideró durante mucho tiempo como normal y en ocasiones hasta motivo de bromas, sin embargo, hoy en día es un problema muy serio que afecta la salud y el desenvolvimiento social de las personas.

Alrededor del 45% de las personas de 30 a 60 años, padecen de ronquido ocasional y por lo menos un 25% son roncadores habituales, con mayor incidencia en hombres que en mujeres.

Además, el ronquido puede tener consecuencias sociales, familiares y conyugales, ya que puede resultar muy molesto para las personas que conviven con el roncador.

Causas
Este problema surge cuando hay impedimento al libre flujo de aire por las vías respiratorias superiores, esto puede ser por causado por:

  • Un tono muscular débil en la lengua y garganta, que puede ocurrir en situaciones de excesiva relajación muscular.
  • Tejido excesivo en garganta, es el caso de niños con grandes amígdalas o adenoides y personas obesas.
  • Paladar blando y/o úvula grandes, estos cuelgan hacia la garganta, reducen el espacio orofaríngeo, además sufren un balanceo durante la respiración, por lo que actúan como una válvula ruidosa.
  • Obstrucción nasal, ya que se requiere de un esfuerzo mayor para la inspiración, lo cual crea un vacío en la orofaringe, lo que acentúa el colapso de los tejidos circudantes.
Existen otros factores que favorecen este padecimiento, como:
  • El sobrepeso
  • Cenas abundantes
  • Ingerir bebidas alcohólicas
  • Consumo de sedantes
  • Tabaquismo
  • Catarros de vías respiratorias
  • La falta de ejercicio
  • Desviación del tabique nasal
Apnea Obstructiva del Sueño
Las personas que roncan frecuentemente no lo consideran algo serio, no obstante, en algunos casos, roncar puede ser el síntoma de una enfermedad conocida como Apnea Obstructiva del Sueño" (A. O. S.), es decir, periodos de pausa en la respiración.

Los pacientes que sufren de esta enfermedad pueden ver afectado su:

  • Descanso nocturno
  • Actividad diaria
  • Trabajo
  • Salud en general

Los roncadores que sufren de A. O. S., se despiertan durante la noche con angustia, ya que no logran que el aire pase por su nariz. Estas experiencias se hacen más frecuentes e intensas con el tiempo. La interrupción del paso del aire, también, disminuye la cantidad de oxígeno en la sangre y aumenta la de anhídrido carbónico, lo que altera la frecuencia cardíaca.

Es necesario acudir con el especialista para que realice una exploración completa de las fosas nasales, la cavidad oral, la orofaringe y la laringe. De esta manera puede diferenciar el tipo de problema del paciente y proporcionar el mejor tratamiento posible. Actualmente, la medicina cuenta con los medios necesario para reducir, e incluso eliminar el ronquido.

Existen tres tipos de apnea:

  • Leve: Cuando las pausas respiratorias no exceden de 20 por cada hora de sueño y su duración no pasa de los 20 segundos.
  • Moderado: El paciente presenta más de 20 apneas por cada hora de sueño y su duración excede los 20 segundos.
  • Severo: En este caso, las apneas pasan de las 40 en cada hora de sueño y su duración es de uno a dos minutos.
Consecuencias
Las personas que padecen de ronquido, sin apneas, sufren sobre todo las consecuencias sociales, ya que afecta principalmente a la pareja del roncador. Sin embargo, se debe atender este problema para poder eliminarlo, pues su persistencia podría conducir a un estado de riesgo.

En cambio, los que padecen además, Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño, presentan síntomas desagradables durante el día, como:

  • Excesiva somnolencia
  • Alteraciones del estado de ánimo (decaimiento o irritabilidad)
  • Disminución del rendimiento físico y/o intelectual
  • Algunas veces insomnio
  • Impotencia sexual (en el hombre)
  • Hipertensión arterial (con el correr del tiempo)
  • Enfermedades vasculares cardíacas o cerebrales.

Ronquido en Niños
El ronquido en niños es causado, generalmente, por la hipertrofia amigdalina, esto se refiere a que tienen las amígdalas grandes. Además suelen presentar interrupciones de la respiración, es decir, apneas.

Si en un adulto no es normal el ronquido, en un niño lo es menos, por lo que la consulta al otorrinolaringólogo no debe posponerse, ya que las apneas son peligrosas tanto para la vida del niño, como para su desarrollo.

La hipertrofia amigdalina, acompañada de apneas, se puede resolver con la extirpación de las amígdalas. Sin embargo, esto sólo lo puede determinar el especialista.

Diagnóstico
Para obtener un buen diagnóstico, se debe de realizar una evaluación clínica, mediante un Polisomnograma (estudio del sueño nocturno) con Oximetría (medición del oxígeno en la sangre). Este examen es inofensivo y es el único que proporciona la información necesaria para diagnosticar el grado de la enfermedad.

¿Qué hacer si el ronquido es moderado?
En caso de que el ronquido sea moderado, puede reducirlo e inclusive eliminarlo, si:

  • Adopta un estilo de vida sano
  • Realiza actividades físicas que le permita desarrollar un buen tono muscular
  • Pierde peso
  • Evita los tranquilizantes, las pastillas para dormir y los antihistamínicos antes de dormir
  • No se consume alcohol, por lo menos cuatro horas antes de dormir
  • No se realizan cenas abundantes
  • Establece un horario para dormir
  • Procura dormir de lado
  • Inclina la cama, de manera que la cabecera quede arriba unos diez centímetros aproximadamente
Tratamiento
Dependerá principalmente de las causas que lo producen, si se trata de una alergia nasal, desviación septal, amígdalas o adenoides, la corrección de este problema elimina el ronquido.

También existen técnicas quirúrgicas como:

  • Resección Parcial del Paladar o la Uvulopalatofaringoplastia, que actúan sobre los tejidos redundantes de la faringe y el paladar blando, con lo que se consigue una vía más extensa por donde el aire puede pasar sin vibraciones.
  • Uvuloplastia, consiste en la reducción de la úvula (campanilla) cuando está tiene un crecimiento anormal.
  • Operación de las anginas y de la nariz.

Si la cirugía no es posible, se puede utilizar una mascarilla nasal, la cual genera presión positiva y evita que los tejidos orofaríngeos se colapsen durante la inspiración (CPAP).

Es muy importante darle la atención necesaria a esta enfermedad, ya que puede convertirse en un problema serio para la salud.



NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO