¿Cómo manejar las alteraciones del sueño?

Al dormir reponemos la energía gastada a lo largo del día y la memoria se revitaliza. La ausencia de sueño produce bajo rendimiento laboral y escolar, dificultad para concentrarse, y cuando el insomnio es frecuente, se presentan alteraciones mentales importantes que pueden conducir incluso a una psicosis. De ahí la importancia de observar un ciclo adecuado de sueño. Sin embargo, los trastornos de sueño son frecuentes y se presentan en 50% de la población.

Para conocer más con respecto a las alteraciones del sueño, se entrevistó al doctor Víctor Pella, especialista en pediatría y neurología, director de la Clínica de Sueño del Hospital Angeles Pedregal.

¿Cuántas horas necesita dormir una persona?

Depende de la edad. En promedio, los recién nacidos duermen hasta 20 horas al día; el niño de 1 a 2 años duerme de 12 a 14 horas diarias; el de 6 años de 8 a 10 horas, mientras que un adulto requiere de 6 a 8 horas de sueño. Conforme la edad avanza, el organismo necesita menos horas de sueño, a tal grado que algunos adultos mayores duermen apenas 4 horas, tienen despertares nocturnos frecuentes y los periodos de vigilia durante el día se interrumpen por periodos de sueño o ??siestas?.

Cuando el sueño es adecuado en calidad y cantidad, la persona está alerta durante el día. En cambio, quien duerme mal, en lugar de despertar fresco, pasa el día cansado y letárgico. Su tendencia a quedarse dormido en la oficina, escuela o manejando puede desembocar en una mala calidad laboral, intelectual o en un accidente.

Estar adormilado es la causa más común de angustia física o psicológica que lleva a la gente a buscar ayuda de un especialista.

¿El patrón de sueño es igual durante toda la noche?

No, el sueño consta de dos etapas:

  • Sueño No REM (No Rapid Eye Movement, en español: No Movimientos Oculares Rápidos)
    Se divide en cuatro fases que en total duran aproximadamente de 2 a 2 horas y media.

    Primera fase: Inicia apenas la persona cierra los ojos y comienza a dormir, durante los siguientes 10 minutos, aproximadamente, la respiración y la actividad muscular disminuyen.
    Segunda fase: De aproximadamente 1 hora ó 90 minutos, la más prolongada, aumenta un poco el tono muscular (de la barbilla principalmente), la respiración es normal, no agitada.
    Tercera fase: El sueño se vuelve profundo durante 20 ó 30 minutos.
    Cuarta fase: El sueño se profundiza aún más, el tono muscular baja nuevamente, el cuerpo está relajado y la respiración se vuelve periódica.

    Durante el sueño No REM el organismo recupera energía y renueva la memoria.

  • Sueño REM (Rapid Eye Movement, por sus siglas en inglés o Movimientos Oculares Rápidos).
    Esta etapa de sueño REM no se divide en fases, es de corta duración, varía de 30 a 50 minutos, y se repite hasta cuatro veces durante la noche, la más prolongada entre las 5 y 6 de la mañana. Durante el sueño REM tienen lugar las ensoñaciones, el tono muscular disminuye y la respiración es un poco periódica.

¿Cuáles son los trastornos del sueño que se han identificado?

Se dividen en disomnias y parasomias. El más común de las disomnias es el insomnio. Se define como la incapacidad de lograr un sueño adecuado. Se manifiesta como dificultad para conciliar el sueño, despertares prematuros, insuficiente cantidad de sueño, sensación de cansancio al despertar por la mañana. Es padecido alguna vez en la vida por 50 ó 60% de la población. Mientras que 30% lo sufre de forma crónica.

Tiene 3 categorías:

  • Inicial, implica dificultad para iniciar el sueño.
  • El intermedio, entraña dificultad para permanecer dormido, se presenta a las 2 ó 3 de la mañana.
  • El final, que dificulta conciliar el sueño al despertar prematuramente, aparece a las 4 ó 5 de la mañana.

¿Cuáles son las causas del insomnio?

Son varias:

  • Psicológicas: Estrés, depresión, ansiedad; ambientales, ruido o temperatura inadecuada.
  • Fisiológicas: Dolor o problemas respiratorios.
  • Hábitos inadecuados: Tomar una siesta o realizar ejercicio físico antes de dormir; ingestión de medicamentos, como píldoras para adelgazar o aliviar el asma.
  • Anomalías propias del mecanismo de control del ritmo vigilia-sueño.

Al no dormir adecuadamente durante varias noches el rendimiento laboral, intelectual y físico del paciente disminuye notoriamente, lo cual puede llevarlo (en casos extremos) a sufrir alteraciones mentales como ya hemos mencionado .

En el niño ocurre algo similar, presenta bostezos continuos, problemas de aprendizaje, dificultad para concentrarse, distracción, impulsividad, hiperactividad y agresividad.

¿Cuáles son los tratamientos para aliviar el insomnio?

Depende de la causa. Si, por ejemplo, encontramos que el insomnio del paciente se debe a movimiento periódico de las extremidades, es decir, que durante el sueño las piernas le brincan, despertándolo y no puede volver a dormir, se le prescribe algún medicamento. Cuando tiene piernas inquietas que le dificultan dormir, entonces prescribimos un inductor del sueño.

Si la causa es el estrés, recomendamos psicoterapia o neuroterapia. Este tratamiento consiste en la aplicación de electrodos en distintas partes de la cabeza, al tiempo que el paciente observa imágenes específicas, de este modo se modula la actividad cerebral disminuyendo la tensión.

¿Qué otros trastornos del sueño son comunes?

La narcolepsia es otra alteración de la categoría de las disomnias que se caracteriza porque el paciente se queda dormido durante intervalos cortos en el día, aunque haya dormido bien en la noche, y por el considerable aumento del sueño REM, inclusive hasta 8 fases durante la noche. Se presenta en niños, adolescentes y adultos, se acompaña de pesadillas y cataplejías que son episodios de pérdida súbita del tono muscular, usualmente provocada por emociones fuertes como enojo, risa o eventos sorpresa.

La pérdida del tono muscular varía desde una sensación leve de debilidad, caída de la mandíbula y cabeza sobre el pecho, hasta pérdida completa con caída al suelo. Las pesadillas o alucinaciones hipnagógicas, aparecen al cabecear y pueden ser visuales, táctiles, motoras o auditivas.

¿Cuál es la causa de la narcolepsia?

Se debe a la alteración de los neurotransmisores cerebrales. Los neurotransmisores son sustancias que favorecen la sinapsis, es decir, la comunicación entre una neurona y otra y permiten el sueño. Al desequilibrarse los niveles de neurotransmisores como catecolaminas, noradrenalina, norepinefrina, serotonina, dopamina, y otras, se producen alteraciones del dormir.

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

En el caso de la narcolepsia, ayuda el neurofeedback, así como medicamentos para la hipersomnolencia (exceso de sueño durante el día) y para la depresión y cataplejía.

¿Qué puede decirnos del ronquido?

Roncar es una molestia común causada por la vibración de los tejidos suaves posteriores de la boca y la garganta. Frecuentemente, el ronquido molesta más al compañero de cama que a quien ronca y una solución puede ser la cirugía láser.

El ronquido fuerte puede ser síntoma de un trastorno más serio como apnea obstructiva del sueño, que entra en la categoría de las disomnias. La persona con este trastorno deja de respirar cientos de veces durante la noche. La falta de sueño profundo provoca hipersomnolencia durante el día, siestas excesivas, dolor de cabeza por la mañana, presión alta, boca seca y falta de concentración que pueden llegar a provocar accidentes automovilísticos.

¿Cuál es la causa de la apnea obstructiva del sueño?

En el adulto, la causa frecuente es la hipertrofia o hiperplasia de las amígdalas o de la úvula (la campanilla) y el paladar blando, o sea, la parte profunda de la garganta donde se encuentra la faringe, que al descender obstruyen las vías respiratorias lo cual provoca disminución de los niveles de oxígeno que pueden afectar al corazón.

En el niño, la apnea obstructiva del sueño se debe, generalmente, a hipertrofia de las amígdalas y adenoides.

En el rubro de la apnea, entra la muerte súbita infantil o muerte de cuna que se presenta bruscamente durante el sueño de los recién nacidos hasta los 9 meses de edad, con dos picos importantes de frecuencia: a los 2 meses y entre los 4 y 6 meses de edad.

Se manifiesta por apneas centrales, es decir, pérdida del esfuerzo respiratorio y por la nariz. A la par que deja de respirar y presenta paro respiratorio, el corazón del bebé sufre taquicardia, después disminuye la frecuencia cardíaca hasta llegar al paro cardíaco.

¿Cómo es el tratamiento para la apnea obstructiva del sueño?

Mediante presión de aire a través de la nariz durante el sueño (CPAP nasal), otra alternativa es la úvulopalatoplastía, que consiste en la extirpación, mediante cirugía o láser, de la úvula (campanilla) y parte del paladar blando. La adenoamigdalectomía, que consiste en extirpar las amígdalas y las adenoides está indicada en los niños.

¿Qué son las parasomnias?

Las parasomnias son trastornos que ocurren durante el sueño y pueden ser:

  • Pesadillas, aquellos sueños espantosos que niños y adultos experimentan de manera vívida y que recuerdan al día siguiente, experimentados de forma regular impiden dormir normalmente.
  • Terrores nocturnos son episodios angustiosos de despertares bruscos acompañados frecuentemente de llantos y gritos. Generalmente tienen lugar en niños de 3 a 5 años, quienes al despertar difícilmente recuerdan la experiencia. Usualmente desaparece después de la adolescencia.
  • El sonambulismo es otra parasomnia. Durante el sueño, la persona realiza actividades como si estuviera despierto: caminar, hablar, mover objetos, abrir puertas, vestirse o desvestirse, y al despertar no las recuerda.
  • El bruxismo o rechinar los dientes es otra parasomnia, generalmente relacionada con estrés, que desgasta el esmalte de los dientes. El dentista puede verificar si la mordida necesita ajuste y proporcionar un protector para evitar daño adicional.
  • La distonía paroxística nocturna es otra parasomnia que se caracteriza por movimientos distónicos de manos y piernas y balbuceo. El electroencefalograma que se registra es anormal. Se presenta en los niños, quienes al dormir, hacen movimientos bruscos y tensos con las extremidades. Se debe diferenciar de las epilepsias frontales.

¿Cuáles son las causas de las parasomnias?

Todas se deben al desequilibrio de los neurotransmisores que, como ya se mencionó, aumentan o disminuyen dando lugar a estos trastornos. El tratamiento a seguir consiste en administrar ciertos medicamentos. Si el trastorno aparece durante el sueño REM, el medicamento debe inducir a que se alargue y complete el ciclo sin interrupciones. En el caso del sonambulismo, que se presenta durante la fase 4 del sueño NO REM, la etapa profunda del sueño, el medicamento procura la continuidad entre esta etapa y la siguiente que es el sueño REM.

¿Cuál sería una adecuada higiene del sueño?

1. Establecer un horario para dormir y procurar seguirlo diariamente.
2. Efectuar una rutina a la hora de retirarse a dormir.
3. Limitar el uso de la cama a dormir y evitar ver televisión o leer en ella.
4. Evitar ejercitarse intensamente, las comidas copiosas y el consumo de bebidas alcohólicas antes de dormir.
5. Mantener el dormitorio oscuro, tranquilo y a temperatura adecuada (23º C) y utilizar un colchón que no sea ni demasiado duro, ni blando en exceso.
6. Disminuir o interrumpir el consumo de estimulantes como cafeína.
7. No fumar antes de acostarse.

¿Cuáles son los servicios que ofrece la Clínica de sueño del Hospital Angeles Pedregal?

Nuestra misión es diagnosticar de manera eficaz las alteraciones del sueño y ofrecer a nuestros pacientes, niños y adultos, un tratamiento integral y especializado con tecnología de vanguardia.

Está integrada por un equipo de profesionales especializados y certificados para brindar atención de calidad. Cuando un paciente acude a la clínica, inicialmente realizamos su historia clínica, y posteriormente una evaluación neurológica para conocer sus funciones mentales superiores (lenguaje, memoria, aprendizaje), después evaluamos reflejos, fondo de los ojos, los pares craneales (los nervios que permiten el movimiento de los ojos), movimientos de brazos y piernas, y corporales en general.

Posteriormente, realizamos el estudio polisomnográfico, procedimiento de diagnóstico básico que mide y describe objetivamente el sueño mediante registros simultáneos de diferentes actividades fisiológicas como actividad cerebral, respiración por la nariz, por el tórax y el abdomen, frecuencia de oxígeno, frecuencia cardíaca, movimientos oculares, movimientos de piernas y tono muscular, saturación de oxígeno y videograbación simultánea.

El paciente permanece 12 horas en la clínica durante la noche. En ocasiones, requiere permanecer un día para valorar si tiene narcolepsias o requiere titulación con CPAP, la aplicación de presión de aire a través de la nariz durante el sueño. Con la evaluación y calificación de los resultados hacemos un diagnóstico y definimos un tratamiento.


Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO