PROCEDIMIENTOS
Tetralogía de Fallot

La tetralogía de Fallot es una cardiopatía congénita que produce cianosis (coloración azulada en la piel), ya que provoca una inadecuada oxigenación de la sangre que recorre todo el cuerpo, además de una disminución del flujo sanguíneo que va hacia los pulmones.

Recibe este nombre, ya que conjuga cuatro tipos de alteraciones de la arquitectura normal del corazón:

  • Estenosis (estrechamiento) pulmonar.
  • Comunicación interventricular.
  • Nacimiento anormal de la aorta sobre el tabique interventricular.
  • Hipertrofia (crecimiento) del ventrículo derecho.

Causas

Aunque la causa exacta se desconoce, se ha observado que existen algunos factores prenatales que pueden contribuir a la incidencia de esta anomalía, como:

Síntomas

Cuando un bebé nace con esta anomalía, puede carecer de signos de cianosis, sin embargo, con el tiempo puede desarrollar episodios de piel azulada, cuando llora o cuando está comiendo.

También puede presentar:

  • Fatiga.
  • Dificultad para respirar durante un esfuerzo.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Aumento en la cantidad de glóbulos rojos.
  • Tendencia a sentarse en cuclillas después del realizar algún esfuerzo, ya que favorece la oxigenación.
  • Irregularidad en el peso.
  • Deformación de los dedos (crecimiento del músculo o de la piel alrededor de las uñas de los dedos de las manos).
  • Convulsiones durante periodos prolongados de oxigenación insuficiente.

Diagnóstico

Para diagnosticar este tipo de anomalías, el médico realizará un examen físico, y algunos estudios, como:

Tratamiento

Para reparar este tipo de malformaciones cardíacos, generalmente es necesaria una intervención quirúrgica entre los tres y los cinco años de edad. En caso de que la enfermedad empeore, puede ser necesario que la intervención se realice antes.

Recomendaciones

Es recomendable, que los padres procuren:

  • Alimentar al niño lentamente.
  • Suministrar las comidas en poca cantidad y con mayor frecuencia.
  • Tratar de distraer al niño y eliminar su ansiedad.
  • Evitar su llanto lo más posible.
  • Acostar al niño de lado y colocarlo en posición fetal durante los momentos de piel azulada.

Generalmente, los cuidados que necesita un niño en estas condiciones, pueden resultar agotadores para los padres, por lo que es recomendable buscar ayuda profesional (enfermeras especializadas), que le proporcionen el mejor cuidado posible.

Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.
Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO