PROCEDIMIENTOS
Petequias

Son pequeños derrames vasculares cutáneos del tamaño de una cabeza de alfiler. Inicialmente son de color rojo, violáceo o negruzco y cambian después hacia el verde, el amarillo y el marrón a consecuencia de los sucesivos cambios químicos de la sangre.

Causas

Generalmente, se deben a la fragilidad de los capilares de la piel, cada vez que estos pequeños vasos se rompen, se pierde una pequeña cantidad de sangre, creando puntos rojos en la piel. Las petequias pueden producirse por diferentes factores, por ejemplo:

Causas externas

  • Parasitarias: Como las picaduras de insectos, mordeduras de serpientes, arañas u otras lesiones causadas por animales.
  • Mecánicas: Por ejemplo: succiones, pinchazos de alfileres, pinzamiento de la piel, golpes, etc.

Causas Internas

  • Infecciones o enfermedades virales que afecten la coagulación sanguínea, así como otros padecimientos de la sangre: por ejemplo: anemia perniciosa o leucemia, entre otras.
  • Enfermedades hepáticas
  • Afecciones nerviosas, como la neuritis
  • Carencias vitamínicas, entre ellas el escorbuto
  • Intoxicación o alergia
  • Tratamiento médico, incluyendo radiación, quimioterapia u otros medicamentos anticoagulantes.
  • Por esfuerzo: algunas personas hacen tanto esfuerzo al vomitar que les aparecen en la cara, cuello o parte superior del pecho.
  • Vejez: Existen también las llamadas petequias seniles, producidas por la degeneración del cutis en la vejez.

Síntomas

Cuando son provocadas por enfermedad, generalmente, no presentan síntomas adicionales a los del padecimiento que las ocasiona.

Tratamiento

Usualmente, las petequias no son permanentes y desaparecen si se trata exitosamente la enfermedad original. Sin embargo, cuando éstas se presentan sin motivo aparente, puede ser una señal del mal funcionamiento de los coagulantes de la sangre, probablemente las plaquetas.

Diagnóstico

Los análisis de sangre pueden determinar si existe algún problema con la coagulación sanguínea. Siempre es necesario, acudir al médico para que sea él quien determine la gravedad del caso y recomiende el tratamiento indicado.


Si requiere de mayor información llene nuestra forma de cont@cto.

NO OLVIDE CONSULTAR A SU MÉDICO