TELÉFONO: 01 (833) 115 0200   URGENCIAS: 01 (833) 115 0200
SERVICIOS


Unidad de Terapia Intensiva

La Unidad de Terapia Intensiva tiene como objetivo recuperar la salud del paciente para reincorporarlo a una mejor o igual calidad de vida.  

Terapia Intensiva es un servicio de visión vanguardista, su estructura organizacional está basada en la concepción moderna de un área con adecuada disposición de su infraestructura, tecnología y capacidad humana dedicada no sólo a la atención de pacientes gravemente enfermos, sino también para aquellos que en el proceso de tratamiento de su enfermedad requieren de una vigilancia muy estrecha y la realización de procedimientos especializados enfocados al diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de complicaciones potenciales secundarias a su enfermedad.  
 
Este servicio cuenta con diversos cubículos que cumplen con los estándares internacionales sugeridos para el funcionamiento específico.  
 
Su infraestructura fue realizada con las más adelantadas normas de arquitectura sanitaria en cuanto a su espacio, iluminación, control de decibeles, flujo de aire y cuarto de aislamiento estricto para pacientes inmunocomprometidos de trasplante y enfermedades infectocontagiosas.  
 
Su tecnología para la vigilancia y tratamiento está al nivel de los grandes centros hospitalarios del mundo. Su capital humano está constituido por médicos especialistas en Terapia Intensiva y Cardiología, disponibles las 24 horas de los 365 días del año. En tanto el personal de enfermería está conformado por especialistas en Terapia Intensiva.  
 
Nuestra filosofía de trabajo nos lleva a cumplir la misión de satisfacer ampliamente las necesidades de una persona críticamente enferma en el camino a su recuperación, con profundo respeto de sus condición humana, con un servicio cálido, basados en la alta capacidad profesional de su equipo humano y la más avanzada plataforma tecnológica, siguiendo valores con los que nos identificamos tales como: servicio, calidad, excelencia, compromiso, disciplina, respeto, generosidad, afabilidad, paciencia, responsabilidad y, sobre todo, ética.